Mundoamor.
Regístrate y disfruta de todas nuestras secciones.
Mundoamor.

Buscando porqué, cómo, how to, comprender, para qué.


No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

aries

avatar

forero experto
La bioquímica del amor

¿Porqué encontramos atractivas a determinados
personas, cómo nuestros cuerpos
ansían enamorarse, por qué
al amor se le puede considerar casi como
una droga, y por qué las parejas
locamente enamoradas, bajo otras
circunstancias, podría considerarse
que sufren un desorden obsesivo
compulsivo?


La química del amor es una expresión
acertada. En la cascada de reacciones
emocionales hay electricidad (descargas
neuronales) y hay química (hormonas y
otras sustancias que participan). Ellas son las
que hacen que una pasión amorosa
descontrole nuestra vida y ellas son las que
explican buena parte de los signos del
enamoramiento.



Aunque nos atraen las personas con rasgos similares a
los nuestros tendemos a elegir el olor de
aquellas que tienen un sistema
inmunológico muy distinto. Y por un lado
es una suerte porque evita que nos enamoremos de
nuestros familiares. Nuestra biología nos
guía para encontrar un compromiso entre
la igualdad y la diferencia y siempre
encontramos el equilibrio perfecto, no
sólo cuando elegimos las caras y los
olores. La llamada teoría de la
correspondencia puede resumirse en la frase:
"cada cual busca la pareja que cree merecer".
Parece ser que antes de que una persona se fije
en otra ya ha construido un mapa mental, un
molde completo de circuitos cerebrales que
determinan lo que le hará enamorarse de
una persona y no de otra. Además,
incluso INFLUYE el tipo sanguineo (A, B, AB,
O),
provoca atraccion con las personas del
mismo tipo y no de las demas.


¿La biología guía nuestra vida amorosa?

Después del orgasmo el sistema límbico del
cerebro libera una hormona especial llamada
oxitocina. Esto sucede en una parte del
cerebro en la que sentimos el placer emocional.
La oxitocina hace que la pareja se sienta
más vinculada y cercana emocionalmente,
pero también existen algunas diferencias
entre el cuerpo del hombre y el de la mujer.
Algunos científicos creen que cuando la
oxitocina se combina con una determinada hormona
femenina, los estrógenos, la mujer se
siente muy cariñosa y conversadora. Pero
cuando la oxitocina se mezcla con una hormona
masculina, la testosterona, puede provocarle al
hombre una necesidad incontenible de
dormir.


Todos sabemos que podemos tener relaciones sexuales
sin enamorarnos, pero si se tienen suficientes
relaciones con la misma persona hay muchas
posibilidades de que esta bomba de
relojería de hormonas nos haga perder la
cabeza por alguien. El cuerpo hace lo posible
por unirnos a nuestra pareja, pero eso
precisamente lo convierte en una gran
adicción.


Todo aquello que tiene que ver con el amor, desde el
maternal hasta el curioso hecho de que algunos
logren permanecer felices por décadas con
la misma pareja, o que otros sean incapaces de
jamás forjar una relación
duradera, es culpa de una hormona.


Al parecer, las cosas del amor no son tan
caprichosas como aparentan. Según el
experto en el cerebro de la Universidad de
Edimburgo, Gareth Leng, la hormona oxitocina
ayuda a forjar lazos permanentes entre amantes
tras la primera oleada de emoción. La
hormona actúa "cambiando las conexiones"
de los miles de millones de circuitos
cerebrales. Al explicar cómo se enamora
el cerebro, Leng señala que la oxitocina
ayuda a afianzar el vínculo entre una
madre y su bebé, y se produce tanto
durante un parto como un orgasmo.


Mientras que el instinto de reproducirnos nos hace sentir
la pasión del amor, en el caso contrario,
cuando lo perdemos, podemos acabar
sintiéndonos deprimidos. Cuando estamos
enamorados o locos por alguien... el
cóctel químico del organismo puede
hacernos perder la razón, pero ¿por qué?.


Es posible que tengan que ser los cientificos
quienes respondan a las preguntas: cuánto
dura la pasión, es el amor para toda la
vida o es sólo un sistema de defensa que
asegura la supervivencia de la especie humana.

Produciendo nuestras propias drogas

Sabes que puedes producir tus propias drogas, sin
tener que sembrar amapolas, marihuana o comprar
cocaína?


El cerebro, movido por las emociones, produce
sustancias químicas que hacen que la
persona eleve su autoestima, experimente
sensación de euforia, se sienta animada,
alegre y vigorosa, sin necesidad de tomar,
inyectarse o fumar nada.


Estas sustancias que produce el cerebro, denominadas
hormonas endógenas (ya que se producen en
la corteza cerebral) bien podrían
llamarse "drogas de la felicidad". Algunas de
ellas son:


La oxitocina, que se produce cuando existe
un amor pasional y se relaciona con la vida
sexual.


La dopamina, que es la droga del amor y la
ternura.


La finilananina, que genera entusiasmo y
amor por la vida.


La endorfina, que es un trasmisor de
energía y equilibra las emociones, el
sentimiento de plenitud y el de
depresión.


La epinefrina, que es un estímulo
para el desafío de la realización
de metas.


Si hay abundancia de estas hormonas
endógenas, hay inteligencia emocional e
interpersonal; la persona se siente ubicada,
sabe quién es, a dónde va;
controla sus emociones, conoce sus habilidades y
sus talentos y se siente dueña de
sí misma.


¿Cuándo y cómo se crean estas drogas internas?

Se han realizado descubrimientos como
estos:


Cuando una mujer va a dar a luz, se vuelve altamente
dopamínica; es decir, genera una cantidad
enorme de dopamina (la droga del amor y la
ternura).


Cuando estamos enamorados, la dopamina aumenta 7000
veces su cantidad, acompañada de la
oxitocina, responsable de la pasión
sexual y de las fenilananinas, responsables del
entusiasmo, bloqueando el aspecto de la
lógica y la razón.


En los recién casados, se produce gran
cantidad de oxitocina, que es responsable del
amor pasional. Por eso ellos irradian felicidad,
se sienten plenos, alegres y motivados.


Como vemos, la felicidad no es algo vago e impreciso,
ni una sensación nebulosa: es el efecto
de un flujo correcto de sustancias
químicas que proporcionan al ser humano
su equilibrio físico y psíquico.
Así, la felicidad se puede incrementar
por medio de las siguientes actitudes o
actividades, todas productoras de estas "drogas"
internas:


Amar y disfrutar apasionadamente lo que hacemos.
Tener relaciones con personas que nos motivan y
enriquecen nuestra fuerza vital.


Tener una autoestima positiva y un sentido del valor
personal. Trabajar y lograr pequeñas o
grandes metas. Descansar y dormir profundamente.
Manejar adecuadamente el estrés.


Hacer ejercicios regularmente: "mente sana en cuerpo
sano".


Recordar los momentos felices de nuestra vida, ya que en
esos momentos la mente no distingue entre lo
real y lo imaginario.


El secreto está dentro de nosotros.
Sentirnos felices es, en parte, una
cuestión de actitud hacia la vida: las
drogas de la felicidad no se consiguen en el
exterior, sino que son creadas mediante una vida
llena de amor, entrega, optimismo,
ejercicio,
satisfacción personal ante el logro de metas y
vocación y devoción por lo que se
hace....


"Un estudio explica por qué el amor es ciego"

En un reciente trabajo de unos investigadores de la
Universidad College de Londres, se dedicaron a
captar imágenes de cerebros enamorados.

Ya hace tiempo que la ciencia ha descubierto que
ante la visión del ser amado se activan
determinadas zonas del cerebro, entre ellas el
córtex anterior cingulado, que también responde al estímulo de drogas sintéticas produciendo sensaciones
de euforia; pero lo sorprendente del nuevo
estudio es que además, las áreas encargadas de realizar juicios sociales y, por tanto, de someter al
prójimo a valoración, se inactivaban
. Ante nuestro amor, nos volvemos "ciegos" o, por lo menos, bajamos la guardia.

Pero es que el ser humano, como todos los animales,
ha tenido que encontrar los mecanismos evolutivos para perpetuar la especie. Y el enamoramiento está entre estos
mecanismos, un proceso bioquímico que se inicia en el cerebro, y que tras la desbordante secreción de neurotransmisores, activa glándulas y respuestas
fisiológicas a velocidad de vértigo, con la finalidad de que acabemos reproduciéndonos.


Trabajos anteriores han explorado otras líneas de
investigación y han aportado interesantes
datos sobre las causas y los efectos del amor.
Hasta ahora se sabe, por ejemplo, que la
feniletilamina (FEA), una anfetamina que
segrega el cuerpo humano, es una de las
principales sustancias implicadas en el
enamoramiento. Este compuesto activa la
secreción de dopamina -un neurotransmisor
implicado en las sensaciones de deseo y que nos
hace repetir lo que nos proporciona placer- y de
oxitocina -ésta implicada, entre otras
funciones, en el deseo sexual-.


Al inundarse el cerebro de esta sustancia,
éste responde mediante la secreción de dopamina
(neurotransmisor responsable de los mecanismos
de refuerzo del cerebro, es decir, de la
capacidad de desear algo y de repetir un
comportamiento que proporciona placer),
norepinefrina y oxiticina (además
de estimular las contracciones uterinas para el
parto y hacer brotar la leche, parece ser
además un mensajero químico del
deseo sexual), y comienza el trabajo de los
neurotransmisores que dan lugar a los arrebatos
sentimentales, en síntesis: se
está enamorado. Estos compuestos
combinados hacen que los enamorados puedan
permanecer horas haciendo el amor y noches
enteras conversando, sin sensación alguna
de cansancio o sueño. En definitiva, nos
sentimos bien con nuestro amor, estamos
sumamente eufóricos y excitados,
necesitamos a la persona con la que estamos,
como si de una droga se tratara, porque nos
proporciona placer, y nuestra capacidad para
juzgarla se reduce hasta la nada.




Cuando termina la pasion...

Pero la síntesis de FEA no puede prolongarse
durante mucho tiempo, entre otras cosas porque
moriríamos de extenuación, y tras
dos o tres años sus efectos desaparecen,
sin apenas dejar rastro. Es entonces cuando nos
enfrentamos a la tremenda realidad y,
sobrevienen los defectos que otrora no vimos.
Con el tiempo el organismo se va haciendo
resistente a los efectos de estas sustancias y
toda la locura de la pasión se desvanece
gradualmente, la fase de atracción no
dura para siempre y comienza entonces una
segunda fase que podemos denominar de
pertenencia dando paso a un amor más
sosegado. Se trata de un sentimiento de
seguridad, comodidad y paz. Dicho estado
está asociado a otra DUCHA
QUÍMICA. En este caso son las endorfinas
-compuestos químicos naturales de
estructura similar a la de la morfina y otros
opiáceos- los que confieren la
sensación común de seguridad
comenzando una nueva etapa, la del apego. Por
ello se sufre tanto al perder al ser querido,
dejamos de recibir la dosis diaria de
narcóticos.


Los motivos que explican por qué nos
enamoramos de una persona y no de otra no
están bien establecidos, aunque deberemos
confiar en que las leyes psicológicas que
rigen la elección tengan también
una buena base evolutiva y, si no es mucho
pedir, que sean sensatas ante las posibilidades
de ser correspondidos.


Otra cosa es ya, si entre tanta precisión
biológica, queda lugar para el
romanticismo. Pero no os preocupeis, pronto
descubrireis que el romanticismo seguirá
existiendo en toda su plenitud, solo que ahora
tendremos una explicacion cientifica a ciertas
reacciones fisicas y emocionales, solo eso, pero
creo que el amor va a continuar siendo ciego de
momento.
La oxitocina, conocida como hormona del
cariño, genera lazos afectivos:
Montemayor



fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
26 abril 2012- 9 pm col
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
Mi corazón está rodeado de muros muy altos para protegerme y esconderme de posibles príncipes al rescate o sapos saltarines, aunque a veces me guste caminar sobre el muro... no deseo bajarlo todavía y si quisiera, he olvidado cómo hacerlo. Por eso, no me juzguen si no soy expresiva, estoy atrapada dentro de mi misma.

"Cada problema lleva en sí mismo la semilla de la solución" Stanley Arnold.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

y si tienes un sueño y deseas compartirlo, pasa por:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
!Visita mi blog!
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
http://besosmalditos.blogspot.com

luchanadj

avatar

Administrador
Estos compuestos
combinados hacen que los enamorados puedan
permanecer horas haciendo el amor y noches
enteras conversando, sin sensación alguna
de cansancio o sueño. En definitiva, nos
sentimos bien con nuestro amor, estamos
sumamente eufóricos y excitados,
necesitamos a la persona con la que estamos,
como si de una droga se tratara, porque nos
proporciona placer, y nuestra capacidad para
juzgarla se reduce hasta la nada.


Perdón por no haberlo visto antes. Muy muy bueno el artículo Aries. Felicitaciones por la publicación.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Invitado

No hay un camino hacia la felicidad, la felicidad es el camino.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
http://mundoamor.blogcindario.com

fj bulldozer

avatar

forero excelence
forero excelence
Hum, estoy es demasiado complicado, muchos términos científicos. Sé que lo has escrito con la mejor intención, pero yo no soy biólogo

Yo sólo sé que me guío por mi instinto, y punto


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]  [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.